Vender el coche especial a un concesionario o bien compraventa

Es muy habitual que la gente resuelvan vender su vehículo a un concesionario o bien concesionario por el valor de tasación y de este modo evitar la molestia de anunciar el automóvil o bien hallar un cliente privado que asimismo deba ofrecer una garantía de 6 meses por defectos ocultos o bien defectos en el vehículo (a menos que se estipule lo opuesto en el contrato y el vendedor ignorará estos defectos) .

En el caso de distribuidor o bien venta Adquirí el turismo, ¿quién sería responsable de abonar el impuesto de transporte? ¿El concesionario estaría exento de pagar? Te enseñamos estas y otras preguntas

En el momento en que un individuo vende su automóvil, el impuesto que debe abonar el cliente es el impuesto de transferencia de propiedad (ITP).

Entonces, suponiendo que una persona prefiera evaluar y vender el automóvil a un venta o bien revendedor, debe ser este establecimiento de compras el que pague este impuesto.

No obstante, toda vez que el comprador del vehículo sea un contratista dedicado profesionalmente a la venta de vehículos, la ley que regula el impuesto sobre transmisiones patrimoniales le permitiría pedir la exención del pago de este impuesto con la condición de que revenda el vehículo en el plazo de un año. (art. 45.17.b Real Decreto Legislativo 1/1993)

Los trámites se efectuarían como se indica a continuación:

  • Compra del vehículo por parte del concesionario o bien venta a un especial:

En un caso así, el concesionario o vendedor debe producir una factura de compra que no incluiría ningún impuesto, pues en esta operación no habría IVA, la cual ha de ser firmada por la persona que vende el vehículo.

  • Solicitar una exención del impuesto a las transmisiones patrimoniales

En caso de que el concesionario o vendedor revenda el vehículo dentro de un año, estaría exento de abonar este impuesto.
Para tramitar esta derogación será preciso enseñar el formulario 620 a la Delegación de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma, utilizando esa derogación.

¿De qué forma se justificaría la posterior reventa del vehículo en el plazo de un año?

La exención por liquidación del ITP solo va a ser verdaderamente eficaz cuando la venta del vehículo esté justificada en el período. Para ello va a ser necesario enseñar fotocopia del Permiso de Tráfico o el certificado emitido por Tráfico que acredite que el vehículo ha sido cedido a nombre de un individuo distinta en venta a vender, tal como la factura de venta de eso -esto.

¿Y si no se vendió en el año?

En este caso, el impuesto se pagará con el interés de demora correspondiente. Este impuesto va a ser del 4% del valor por tablas de impuestos del vehículo en la fecha de adquisición.

Artículos similares:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad