¿Por qué razón el cielo es azul?

El color azul del cielo ha fascinado a poetas y pintores desde hace tiempo. Su inmenso atractivo jamás aburre la vista y es por esto que el día de hoy nos dedicaremos a ofrecer respuesta a la pregunta de por qué el cielo es azul.

Lo primero que debe comprender es que el cielo se ve azul debido a la manera en que la atmósfera interactúa con los rayos del sol. La luz blanca, como la emitida por el sol, está formada por distintos tonos de luz, cada uno de ellos con su longitud de onda correspondiente.

En el momento en que esta luz se encuentra con la materia, tienen la posibilidad de acontecer varios efectos a medida que cambia de velocidad al pasar de un medio (aire) a otro (agua). Los prismas (de materia) descomponen la luz blanca en sus colores constituyentes.

De este modo se forma el color azul del cielo.

El color azul del cielo es causado por un fenómeno llamado dispersión de Rayleigh, que se refiere a la dispersión selectiva de la luz por partículas, cuyo tamaño es menos de una décima parte de la longitud de onda de la luz. Esto ocurre con una mayor frecuencia en el momento en que la luz atraviesa los gases (aunque asimismo ocurre con los sólidos y líquidos con transparencia).

La dispersión de Rayleigh es dependiente primordialmente de la longitud de onda de la luz; la luz con la longitud de onda más corta es la más desperdigada. En la atmósfera inferior, pequeñas moléculas de oxígeno y nitrógeno desperdigan la luz de onda corta, como la luz azul y púrpura.

Aunque las partículas en la atmósfera desperdigan la luz violeta más que la luz azul (450 nanómetros), el cielo se ve azul porque nuestros ojos son más sensibles a la luz azul. Y, por otro lado, la luz violeta se absorbe en la atmósfera superior, lo que dificulta la percepción para el ojo humano.

James Webb, profesor de astronomía en la Universidad En todo el mundo de Florida, da más datos. Para los académicos, el cielo es azul porque cuando la luz del sol ingresa a la atmósfera de la Tierra, que está compuesta primordialmente de oxígeno, hidrógeno y otros elementos, la luz azul se desperdigada de forma más eficaz que la luz roja o la amarilla.

Si bien la luz es la que se desperdigada, se podría decir «más eficazmente» cerca de las partículas de la atmósfera. Esta dispersión empeora cuando el sol se pone al anochecer. En este caso, el cielo no se ve azul porque esta luz atraviesa una más grande una parte de la atmósfera y está muy desperdigada, por lo cual solo pasa la luz roja.

La nota curiosa – Temporada 1

: BBC / Wikipedia

10 de febrero de 2019 – Actualizado: 25 de noviembre de 2020

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad