Ocurrencias y frases jocosas de los más peques ;)

Cuántos las frases pero espirituales tirar a la basura los pequeños al menos te lo esperas !! Te hacen sonreír, pensar y hasta conmoverse.

El día de hoy en nuestra sección recurrente de Viernes curiosidades, te dejamos una selección de las mejores ocurrencias de los más pequeños esto seguramente te sorprenderá.

Nada superior para empezar el fin de semana que un poco buen humor. 😉

Levantando la camisa de su padre, Manuel lo mira y de repente le grita a su hermanita:

«¡¡Irene, ven aquí, hay espacio para golpearlos a los 2 !!» (Manuel, 3 años)

Celia organizó su hospital de juguetes y procuró algo entre los cajones del escritorio.

– ¿Qué estás buscando, Celia?
– La espera «
– ¿Y cuáles son las expectativas?
– Bueno, lo que lees mientras esperas … (gacetas) (Celia, 4 años)

Tercer día de clases:

Mamá, ¿tenemos que venir a la escuela todos los días? ¿No estamos descansando? (Lucía, 3 años)

Un día llevé a Rodrigo a la iglesia en el momento en que súbitamente se veía aterrorizado viendo frente al Cristo crucificado y dijo realmente triste:

– Mamá, ¿por qué razón Jesús se colgó en la X? (Rodrigo, 4 años)

Sofía le ha dicho muy con seriedad a su mamá:

¡Qué más grande soy! … ¡Sé de qué forma ponerme mis “cabras” yo solo! (En referencia a las bragas …) (Sofia, 2 años y 10 meses.)

YO – Si escuchas «pio, pio», ¿qué es?
Celia – Una tía.
YO – ¿Qué sucede si escuchas (con voz pirata) «ho ho ho»?
Celia – Santa Claus (Celia, 3 años)

Una madre se prepara para salir a cenar: maquillaje, tacones altos y transparentes …

Mamiiiii es bello! ¿De qué estás disfrazado? (Carolina 5 años)

Mirando el Guernica de Picasso, David dijo:

¿Mas qué diablos es esto? (David, 4 años)

Viene de la escuela y afirma:

«Tengo enormes sospechas de que Santa Claus es un personaje inventado» – respire – «mas los Reyes Magos existen: los vi en el desfile» (María, 5 años)

Una noche estaba durmiendo con su madre y la hija le dijo muy seriamente:

«Mamá, eres como una rosa».
– Y su madre, emocionada, preguntó «¿Por qué razón cariño?».
-Y ella respondió: «Porque te pinchan las piernas como si tuvieses espinas». (Irene, 9 años)

La tía del niño:

– Mamá está enojada contigo y con razón.
El niño con una lógica trascendente y simultáneamente lanzando pelotas: – ¿Y quién es la «razón»? (Claudio, 3 años)

Almudena estaba jugando y su madre estaba recostada en el sofá observando la televisión cuando alguien llamó a la puerta.

– Su madre le ha dicho: «Almu, abre, es tu padre.»
– Y Almudena respondió: «Abre, quién es tu marido». (Almudena, 4 años)

¡Qué suerte, mi tío ganó un trofeo!
Esto es lo que me queda en la vida para poseerlo todo, porque lo más importante es el cariño de tu familia y eso ya lo tengo. Solo necesito un premio. (Adrián, 6 años)

Patricia se perdió un día en un centro comercial, se aproximó a un guarda de seguridad y le ha dicho:

«Disculpe, mis progenitores están perdidos».
– Y preguntó: «¿No te perdiste?»
Y Patricia respondió: «No, no, estaba mirando los juguetes» (Patricia, 4 años)

Unos días tras comenzar la novedosa clase, le pregunto a Jana si quiere volver a la escuela y responde:

– Este año no tengo que ir, fui el año pasado. (Jana, 4 años)

Aquí hay una nota que Cristina dejó a sus progenitores un día cuando la castigaron:

Queridos progenitores, me marcho de casa porque no merezco vivir aquí. Un beso, Cristina. Estoy en el garaje, adiós » (Cristina, 7 años)

Un día, Pablo le dijo a su madre:

– Mamá, ¿sabes cuál es mi tercer más grande deseo? ¡Come un melón entero!
– «¿Y el primero y el segundo?», Preguntó su madre.
Y Paul ha dicho: «¡Todavía no lo he planeado!» (Pablo, 5 años)

Un día María le ha dicho a su madre:

«Mamá, ¿sabes lo que es un hongosexual?»
«No, mi vida, ¿qué es?»le preguntó su madre.
– María respondió: «Bueno, es como un chaval genial, pero quiere a los chicos» (María, 5 años)

Alejandro se encontraba en la piscina con su papá tomando el sol y súbitamente le preguntó:

«Papá, si está muy oscuro, ¿seguiré hablando español?» (Alejandro, 5 años)

Por qué lloran los jubilados:

«Los jubilados son fuertes y no lloran de dolor … Lloran de tristeza, de amor, de cebolla …» (Iván, 6 años)

En su quinto cumpleaños, en el momento en que se despertó por la mañana, le ha dicho a su padre:

«Papá, no noto nada, mas ¿podré leer?» (Pilar, 5 años)

Aquí está la nota que Jordi dejó para el Ratoncito Pérez:

“Hola, ratoncito Pérez, me salió un diente. Lo siento, malas noticias, me lo tragué y no puedo ofrecerte el diente. Pero te voy a hacer un dibujo « (Jordi, 6 años)

Durante una comida vio que su madre estaba tomando vino y dijo:

«Mamá, tomas vino … Mira … no tenemos la posibilidad de conducir por ti» (Rodrigo, 5 años)

Artículos similares:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad