‚ÄėLas hilanderas‚Äô, la metapintura de Vel√°zquez en su m√°xima expresi√≥n

La ‚ÄúF√°bula de Aracne‚ÄĚ de Diego Vel√°zquez, popularmente conocida como ‚ÄúLas hilanderas‚ÄĚ, se ajusta a una de las piezas m√°s importantes de la pintura barroca espa√Īola. Efectuada en 1657 por el profesor de la pintura universal, la obra captura la famosa f√°bula de Arachne, mas desde una perspectiva ingeniosa, provocativa y fascinante.

A lo largo de un largo tiempo, y debido al predominio de la iconograf√≠a cristiana en el Siglo de Oro espa√Īol, el trabajo titulado F√°bula de Arachne como una pintura de g√©nero, donde se identific√≥ claramente a un grupo de hilanderos haciendo su trabajo, durante una jornada laboral en la f√°brica de entapices de Santa Isabel en La capital de espa√Īa.

Por otro lado, durante los a√Īos, es visible para el espectador que Vel√°zquez no solo fue inteligente, sino m√°s bien asimismo arriesgado, en el momento en que retrat√≥, mediante una visi√≥n intelectual, sobria y incre√≠blemente majestuosa, una de las escenas de mito de Atenea y Arachne, descrito en el sexto libro de Metamorfosis por el poeta de roma Ovidio.

Seg√ļn el mito de Ovidio, Aracne era una muchacha asombrosamente talentosa. Asever√≥ haber dominado el arte de tejer tan bien que lo asumi√≥ siempre, inclusive aseverando ser mayor a Atenea, la diosa de la sabidur√≠a.

Su talento era tan famoso que sus dones llegaron a oídos de Atenea. Un día, la diosa guerrera decidió tomar la manera de una anciana artesana, y fue al taller donde trabajaba Arachne para desafiarla a mostrar quién podía hacer el más destacable tapiz.

Aracne, convencida de que ganar√≠a sin ning√ļn inconveniente, decidi√≥ llevar a cabo alarde de su talento e inform√≥ a su contrincante que el tema de su tapiz evocar√≠a las infidelidades de los dioses. Athena, ofendida por la impertinencia de Arachne, abandon√≥ su disfraz y us√≥ sus poderes para convertirla en una ara√Īa. De ah√≠ que, seg√ļn el mito de Ovidio, las ara√Īas tejen tan bien.

Vel√°zquez, como otras grandes mentes del barroco espa√Īol, apoy√≥ sus proyectos sobre la base del simbolismo mitol√≥gico, para incluir prudentemente la metapintura, dadas las consecuencias negativas que podr√≠an engendrar en la Iglesia cat√≥lica s√≥lida e intolerante de la √©poca.

Considerando que el tema del barroco espa√Īol era claramente religioso y mon√°rquico – la mayor parte de las obras concebidas en ese instante eran √≥rdenes directas de la Iglesia -, la convivencia entre mitolog√≠a tradicional e iconograf√≠a cristiana, no fue absolutamente recibido, M√°s all√° de que durante los a√Īos las manifestaciones art√≠sticas no se centraron √ļnicamente en la doctrina cat√≥lica determinada por la Contrarreforma en el siglo XVII, asimismo hubo un espacio para lo que pronto se convirti√≥ en la imagen pagana.

En este sentido, la joven artista de la derecha de la composici√≥n evoca a Aracne, en tanto que la mujer de la izquierda representa a Atenea. Vel√°zquez nos hace entender tenuemente que lo est√°, gracias a la pierna de joven desnuda que nos ense√Īa.

Al√©n de la escena que se expone en frente de la composici√≥n, es posible ense√Īar que otra historia, completamente diferente, tiene lugar en el fondo del cuadro.

¬ŅLa raz√≥n? Hace unos 20 a√Īos, el profesor del flamenco Pedro Pablo Rubens Se le encarg√≥ la captura de una escena similar, salvo que pertenec√≠a a una secuencia de 14 cuadros, encargados a petici√≥n del rey Felipe IV para decorar el interior de la Torre de la Parada, un pabell√≥n de caza en las afueras de La capital espa√Īola. .

No obstante, tras el incendio de 1714, a manos de las tropas austr√≠acas durante la Guerra de Sucesi√≥n espa√Īola (1701-1713), el edificio qued√≥ destruido y, como resultado, no queda indicio de la obra del pintor flamenco.

Sin embargo, Rubens fue uno de esos pintores que no se limitó a dibujar o estudiar en materiales convencionales, como carboncillo o acuarelas. Más bien, el artista fue de manera directa al panel de madera y capturó, usando óleos, las imágenes de lo que después sería el encargo formal.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad