La Nota Curiosa: ¿Para qué sirven los pezones masculinos?

En las mujeres, las hormonas femeninas llamadas estrógenos hacen que los senos alcancen su pleno desarrollo y puedan secretar leche tras el parto. La función del chupete es actuar como cuello de botella, para ofrecer salida a los conductos lácteos a fin de que el niño pueda succionar la leche cómodamente.

El pezón está perforado con varios de estos canales que pueden cambiar entre 15 y 20. En los hombres, más allá de que es verdad que hay una pequeña producción de hormonas femeninas, estas no son suficientes para el desarrollo y al desempeño de la glándula mamaria. Como resultado, esta glándula padece atrofia y, como resultado, el pezón también se vuelve inútil.

Con independencia de su género, todos comenzamos como mujeres en el útero. A lo largo de las primeras semanas, el feto en desarrollo sigue un «modelo femenino», tanto en los órganos reproductores como en los pezones. La testosterona solo penetra en escena tras 60 días de mudar la actividad genérica de las células en nuestros genitales y cerebro. Mas hasta entonces, esas papilas gustativas no se van a mover de allí.

¿Por qué razón los pezones masculinos están pertrechados con nervios y vasos sanguíneos? En muchos mamíferos machos, las hormonas son causantes de postergar la capacitación de los pezones. ¿Amamantaron los hombres prehistóricos a sus crías? La falta de evidencia sugiere que no es así. Lo más probable es que los pezones erectos, que no ocasionen inconvenientes, no hayan sido eliminados por selección natural.

La capacidad de producir leche es una de las facetas más principalmente femeninas del humano (junto con el embarazo). Mas eso no supone que existan limitaciones absolutas para el sexo masculino. Si bien es raro, los hombres asimismo tienen la posibilidad de conceder leche y, de hecho, se han documentado varios casos de hombres que amamantaron a bebés huérfanos.

Una barrera que impide que los hombres den leche es servible. La prolactina, que podríamos llamar «la hormona de la leche», es el primordial aspecto que participa en la producción de leche de las mujeres después del parto. Esta hormona, desde el principio del embarazo, aumenta su cantidad en sangre hasta el momento máximo del parto, en el momento en que su cantidad aumenta más que jamás.

Comunmente, tanto hombres como mujeres tienen una pequeña cantidad de esta hormona de la leche cerca de sus vasos sanguíneos. Sin embargo, esta hormona no ejecuta su función porque otra hormona, la dopamina, la inhibe completamente. Solo las mujeres que acaban de ofrecer a luz tienen bastante prolactina para superar la acción supresora de la dopamina a fin de que pueda producir leche.

Las causas que pueden llevar a un hombre a generar leche son variadas, desde las más «naturales» (si visto que un hombre dé leche pueda considerarse natural) hasta las más patológicas.

: maikelnai / soitu

26 de agosto de 2016 – Actualizado: 5 de febrero de 2018

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad