La milagrosa manteca de cacao

Por Erika de Paz |

Junto con el cacao, se genera el alimento más adictivo y rico del mundo, el chocolate. A todos nos encanta este producto por su exquisito gusto y agradable aroma. Comerlo, para mí, es mágico: alegra la vida de cualquiera. Pero el cacao no solamente se ha utilizado para llevar a cabo el llamado «alimento de los dioses», la industria cosmética asimismo se ha beneficiado de y lo convirtió en el ingrediente estrella en la fabricación de varios jabones, aceites y cremas. Un caso de muestra de esto es la manteca de cacao tradicional, un producto espectacular e inclusive milagroso para la salud de nuestra piel, que se obtiene de la grasa de este grano.

Todos hemos usado, cuando menos una vez en la vida, una barra de manteca de cacao para humectar nuestros labios. Sin lugar a dudas, es muy eficaz para recomponer y impedir los signos de sequía ocasionados por las bajas temperaturas. Mas no son los únicos que pueden beneficiarse de esta crema de color claro: nuestra piel en general asimismo puede favorecerse de sus características. Este hidratante natural se ha usado desde hace tiempo; Su increíble poder antioxidante y antiinflamatorio fué muy sugerido para la salud de nuestra piel a lo largo de años.

Su alto contenido en vitamina E asiste para batallar los radicales libres y previene el envejecimiento de nuestra piel. Además de esto, esta vitamina incrementa la producción de colágeno, por lo que consigue achicar las detestables estrías. El colágeno ayuda a la flexibilidad de la epidermis y la suaviza, mientras que le deja «completar» las arrugas, reduciendo su hondura. Y aunque esto no elimina las cicatrices, las hace menos notorias, reduciendo exitosamente esas molestas marcas.

Este producto también tiene dentro vitaminas A y C que reparan y renuevan las células de la piel, al mismo tiempo que la resguardan del duro ambiente causado por el sol, el viento y la contaminación. La manera más sencilla de utilizarlo es frotándolo de manera directa sobre nuestro cuerpo. Por otro lado, hay quienes ponen un poco de este producto en un envase con agua caliente para derretirlo y después aplicarlo en determinadas zonas.

La manteca de cacao no es una crema alguno, es un milagro despacio con un fragancia agradable que penetra profundamente en los niveles diferentes de la piel, y un hidratante muy fuerte que le da mucha flexibilidad. Además de ser un lubricante natural que combate la sequedad, asiste para calmar la piel tras una cirugía y se utiliza para batallar el eccema lamentable.

Sin lugar a dudas, este producto es uno de los socios de belleza más efectivos para cualquier mujer. Si lo usamos de manera regular, tenemos la posibilidad de tener una piel hermosa, sedosa y joven. No te limites a aplicarlo en tus labios, algún otra sección de tu cuerpo agradecerá recibir algo de esta pasta refulgente. Además de esto, es ideal para perfumar, sobre todo si te gusta olfatear el chocolate.

Por: Erika De Paz | YO G @ERIKADPS | Foto: manteca de cacao Shutterstock

14 de agosto de 2018 – Actualizado: 14 de agosto de 2018


Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad