¿La Luna apesta?

¿Alguna vez creyó que nuestro único satélite natural tendría un aroma distintivo? Los astronautas que consiguieron caminar sobre su área coinciden en que el fragancia que emiten sus suelos los sorprendió, refiriéndose a un fragancia familiar que se puede localizar aquí en la Tierra.

Desde el 20 de julio de 1969, cuando Neil Armstrong dio sus primeros pasos en la Luna, hasta la séptima y última misión popular como Apolo 17, enviada al espacio el 7 de diciembre de 1972, se han compendiado numerosos testimonios sobre el Aroma característico del satélite natural.

Son los astronautas del penúltimo viaje, el Apolo 16, quienes tienen la evidencia más leal del fragancia característico de la área de la roca lunar. Lograron olfatear muestras de tierra fresca, describiendo el olor de una manera muy semejante a la pólvora quemada.

Las muestras recogidas por los astronautas se denominan: polvo lunar. Según estos científicos, al olerlo, se reconoce con un fragancia provocado por armamento de la Tierra, a pesar de que los 2 materiales no tienen relación mediante sus componentes.

La composición química de la pólvora es una combinación de nitrocelulosa y nitroglicerina, elementos que tienen poco en común con el óxido de silicio que se encuentra en la superficie lunar. Aún más específico, el polvo recogido por los astronautas, en su más grande parte, consistía en arena creada por cristales de sílice de meteoritos pulverizados.

Los mismos integrantes de la tripulación del Apolo 16, después de oler las muestras, no lograron pensar en una mejor idea que probarlas, o sea, colocarse polvo lunar en la boca. Explicaron que al probar los granos pequeños, se sentían como nieve, pero con una textura áspera y que se pega.

A lo largo de todos los viajes lunares de la historia, 12 astronautas de la NASA han logrado oler la área lunar y su polvo. Muchos de ellos trabajan en nuestros días con científicos para transcribir qué proyecta el olor de la luna en la nariz del astronauta. Este pequeño conjunto es popularmente conocido como «Dusty Dozen».

Consultando a varios de los astronautas que forman parte de esta sustancial docena, se consiguieron diversos testimonios que sirvieron para conocer de forma más real este característico olor de la área lunar. Buzz Aldrin, entre los integrantes de la tripulación del Apolo 11, recuerda el fragancia que desprendía del traje y el conjunto de Armstrong; sucio de polvo lunar, a su regreso al módulo para ser presurizado; Aldrin lo describe como “… un fragancia seguro. Para quemar carbón o semejante a cenizas en una chimenea, principalmente si se le rocía agua ”.

La tripulación del Apolo 17, Harrison Jack Schmitt, que cruzó la superficie de la Luna en 1972 explicó que: «Todo lo que puedo mencionar es que la impresión instantánea de todos los que hemos pasado, en el momento en que nos quitamos los cascos, es porque el polvo fresco que emanaba de la cabina era una suerte de olor a pólvora quemada.

: LA VANGUARDIA | BUGLE | FACTOIDES | Foto: Shutterstock

13 de noviembre de 2018 – Actualizado: 11 de diciembre de 2018

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad