Extinción de condominio, coste fiscal e hipotecario

los separaciones de pareja Suelen ser traumáticos en sí mismos, pero si, aparte del mal psicológico, nos encontramos con los problemas económicos de tener que afrontar los costos de «dividir» la casa o cederla a uno de los cónyuges.

En estas situaciones, debe realizar 2 cosas:

  • Cambia la propiedad de la vivienda.
  • Cambie la propiedad de la hipoteca si tiene una.

En las dos operaciones esto conlleva importantes costos, singularmente si el hosting es recién conseguidoEn un caso así, se podrían tomar 3 decisiones:

  • Vender la casa a un tercero: cancelar la hipoteca y comunicar las ganancias o pérdidas, en su caso. Sería la opción mejor, pero muy complicada en la situación de hoy.
  • Seguir a la extinción de la copropiedad: es decir «vender» media casa al otro que se va a quedar con el 100%.

La opción mucho más viable es extinción de la copropiedad.

¿Cuál es la caducidad del condominio?

Consiste en transladar el 50% de la propiedad de la vivienda de entre los cónyuges al otro.

La extinción de la copropiedad hay que hacer frente notario y los gastos de esa extinción son aparte de los honorarios notariales, solo tenemos que abonar los impuestos AJD (1%) ahorrándonos el ITP que es el 7% que hay que pagar. en la situacion de una compra venta (Artículo 7.2.B) del TRLITPAJD.).

¿Y la hipoteca?

De hecho, no debemos olvidar la hipoteca, ya que si bien procedamos a la extinción de la copropiedad, que sencillamente radica en ceder el 100% de la vivienda a uno de los cónyuges, el préstamo hipotecario queda para los dos:

  • Ambos tienen que lidiar con la hipoteca.
  • Ambos tienen que asegurar su patrimonio en el caso de impago de tasas.

En verdad, incluso si entre los cónyuges acepta abonar la hipoteca, el otro todavía sufre:

  • Prosigue mostrándose en CIRBE que tienes una hipoteca y que tendrás mucho más adversidades para entrar a una exclusiva si deseas comprar una vivienda novedosa.
  • Sigue siendo titular de la hipoteca y en el caso de impago deberá encararla.

¿Qué concluimos?

Separación de la copropiedad, eso sí, pero también con modificación de la escritura de hipoteca asignando como dueño al cónyuge que se queda con el 100% de la vivienda.

Artículos afines:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad