El Yodo, una substancia infaltante a lo largo de la lactancia

El yodo es fundamental para el desarrollo de un bebé. Entonces, durante el embarazo, la madre debe tomar suplementos, es aún más fundamental durante la lactancia.

Cuando el bebé está en el útero, toma todo cuanto necesita, deje o no a la madre en déficit, lo que no ocurre a lo largo de la lactancia.

La leche materna contiene una cantidad variable de yodo según la ingesta de la madre. Por lo tanto, debe tomar lo suficiente para satisfacer sus pretensiones y las de su bebé.

¿Cuánto tomar todos los días?

El requerimiento de yodo de un bebé es de cerca de 90 µg / día, la cantidad que la madre debe consumir debe ser de cuando menos 250 µg.

¿Dónde está el yodo?

El yodo está en los mariscos, tal como en la sal yodada. También puedes tomar suplementos de yodo (YODOCEFOL) o bien un suplemento más completo como Gestagyn o Femasvit, por supuesto, toda vez que no tengas inconvenientes de tiroides.

¿Una madre a la que le han extirpado la tiroides y está tomando tiroxina debe tomar yodo?

Eso sí, es requisito dar un aporte adecuado de yodo al bebé, cuya única fuente de yodo es la leche de la mamá y además no daña a la madre en esta circunstancia.

¿Necesita una madre lactante de un niño con hipotiroidismo congénito en terapia de remplazo de tiroxina un suplemento de yodo adicional?

No, porque el suministro de yodo adicional de la madre es para la tiroides de su hijo y como no posee función tiroidea, el bebé no necesita yodo. El yodo en la sal yodada es suficiente para la madre.

¿Cuánto tiempo debe tomar yodo?

Hasta el momento en que el bebé pueda obtener yodo de otros comestibles, principalmente en el momento en que comience a comer pescado.

Artículos similares:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad