El orégano: una yerba que cura

Por Erika De Paz |

El orégano es mágico: untar algo de esta condimenta en cualquier comida nos permite movernos de manera automática en Italia. Es una yerba culinaria muy usada en la cocina mediterránea, fundamentalmente en el sur de Europa. Su fuerte aroma le da un delicioso gusto a algún plato. Pero su uso no se restringe a las preparaciones de condimentos, esta hierba es fantástica para nuestro organismo, pues tiene poderosas propiedades que mejoran la salud.

Esta hierba se considera un antibiótico natural: mata virus y bacterias. Es rico en vitaminas C, Y también, K y Omega 3, y en minerales como magnesio, manganeso, cobre, potasio y zinc. Pero su ventaja más importante es, sin lugar a dudas, la proporción de antioxidantes que tiene. De hecho, según el Instituto de Tecnólogos de Alimentos, el orégano tiene hasta 20 veces más poder antioxidante que otras yerbas; incluso contiene 42 ocasiones más antioxidantes que las manzanas. O sea demasiado beneficioso para nuestro cuerpo, dado que los antioxidantes fortalecen nuestro sistema inmunológico y anulan los efectos negativos de los radicales libres, que nos hacen envejecer y dañar nuestra piel.

Por otro lado, el orégano está indicado para tratar la osteoporosis y la arteriosclerosis porque contiene una substancia llamada beta-cariofilina que contribuye a prevenir la inflamación. Asimismo es bueno para el sistema digestivo, no solo porque aumenta nuestra salivación, lo que suaviza los alimentos que ingerimos, sino asimismo porque estimula el flujo de bilis a los órganos digestibles. Esta substancia contribuye a disolver la grasa de los alimentos en el intestino y anula el exceso de ácido del estómago.

Las hojas de orégano se pueden comer frescas o secas, mas también podemos utilizar su aceite. En esta presentación, esta planta es capaz de sanar infecciones bacterianas de la piel, remover parásitos intestinales, ayudar a mejorar la colitis y regenerar las células del hígado. Asimismo se usa para tratar inconvenientes de encías y mal aliento. Este aceite es milagroso porque tiene dentro dos sustancias poderosas: timol y carvacrol. El primero es un fungicida natural con características antisépticas que sirve, entre otras cosas, para eliminar hongos. El segundo es un complejo químico con propiedades analgésicas, antibacterianas, antifúngicas y antioxidantes.

Varios prefieren consumir esta hierba en infusiones. Y es que además de los diuréticos, esta clase de bebidas son fabulosas para combatir y impedir los dolores menstruales y contra el estreñimiento. También son ideales para calmar la tos crónica y eliminar terribles dolores de garganta. Asimismo, asisten a regular el sistema nervioso y achicar los escenarios de estrés; y son eficientes para prevenir el insomnio en la gente. Mas la versatilidad del orégano es aún mayor, hay quienes inclusive inhalan el vapor de esta yerba para aliviar los resfriados, y mejorar los síntomas del asma y la bronquitis. No obstante, el consumo de esta planta en algún presentación está contraindicado en mujeres embarazadas, puesto que impulsa las paredes uterinas.

El orégano es simple de adquirir, no es costoso y además tenemos la posibilidad de cultivarlo sin muchas adversidades en el hogar, por lo que se encuentra dentro de las hierbas más populares que hay. Sus propiedades curativas son asombrosas, mucho más que su profundo aroma, por eso no puede faltar en nuestra casa. No se limite a esparcirlo sobre pizza o pan con queso y tomate; prueba otras combinaciones y sorprende tu paladar, a la vez que favorece tu cuerpo.

Erika De Paz / IG @ERIKADPS | Orégano Shutterstock

4 de julio de 2018 – Actualizado: 19 de diciembre de 2020


Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad