El David de Miguel Ángel, la escultura más conocida de la historia

El David es una escultura de mármol blanco de 5,17 m de altura realizada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504 encargado por la Opera del Duomo de la Catedral de Santa Maria del Fiore en Florencia.

La estatua representa al rey bíblico David enfrentándose a Goliat, y fue recibido como un símbolo de la República de Florencia en frente de la hegemonía de sus mandatarios derrocados, los Medici, y la amenaza de los estados adyacentes, en particular. los Estados. Pontifical.

El David es una de las obras maestras del Renacimiento según la mayor parte de los historiadores y una de las estatuas más famosas de todo el mundo.

Actualmente se exhibe en la Galería de la Academia de Florencia, aunque hasta 1910 estuvo situado en la Piazza del Signoria en la ciudad más importante toscana; Desde entonces se ha levantado en su sitio una copia a tamaño natural de la obra, también efectuada en mármol.

La gran piedra de mármol que había estado guardada durante años (desde mediados del siglo XV) en la propiedad del Arte de la Lana (el sector de tejedores de Florencia) era popular como «el gigante», inclusive antes de d para ser esculpido. Estaba destinado a la escultura de un profeta para la Catedral de Santa María del Fiori. Fue la época del papado de Alejandro VI, el Papa Borgia; era el instante inmediatamente posterior a la caída de los Medici en Florencia; Fue el momento en que comenzó a brillar la estrella de un popular artista toscano: Miguel Angel Buonarroti.

Por otro lado, esta piedra no acabó en manos de Miguel Ángel antes que nada. Fue Agostino di Duccio quien se encaró a tal labor. Esto fue en 1460, y di Duccio solo vació una parte del mármol, pero de tal manera que la piedra fue casi inútil. De ahí que, este mármol ha sido abandonado y escondido a lo largo de tantos años.

El cambio de siglo trajo nuevas ideas, como volver a abordar el emprendimiento mas dedicárselo a David. Se ofreció la obra y se ofrecieron como voluntarios tres artistas: Andrea Sansovino, Leonardo da Vinci y Miguel Angel Buonarroti. El primero se descartó rápidamente y se escogió entre los 2 últimos. Leonardo acababa de esculpir un colosal caballo de terracota para los Sforza en Milán, lamentablemente destruido por las tropas francesas. Miguel Angel procede de la estatua de la soberbia Piedad de Roma.

Lo que decidió la elección fue la seguridad que le dio Miguel Ángel de que con el bloque de mármol que le pusieron en las manos podría crear esta colosal escultura, sin precisar más piedras, y además, hacerlo «ex uno lapide», o sea, en solo una pieza, un estilo considerado apto sólo para piezas maestras.

La obra empezó el 13 de septiembre de 1501. En el más absoluto misterio, Miguel Ángel se encerró en su trabajo y no fue hasta el 23 de junio de 1503 que dejó ver nada a los ciudadanos. En el mes de mayo de 1504, Miguel Ángel completó la que se considera la estatua más hermosa y perfecta del mundo.

Pero su crónica no terminó ahí, debido a que los datos de su ubicación ya eran controvertidos. Inicialmente, la idea era colocarla en el respaldo de la catedral sobre un contrafuerte, pero luego se perdió la visión trasera de la escultura, y entre ella, la visión de la eslinga yendo hacia atrás. En el primer mes del año de 1504, 32 artistas y ciudadanos de renombre de Florencia se reunieron para hallar un lugar para la misma. Se decidió que sería en la Piazza de la Signora. Pero la polémica no se detuvo ahí, por esta mirada amenazadora de la estatua; Esos ojos que parecían cobrar vida en el mármol eran un tema políticamente fundamental.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad