Divine, la icónica drag queen que inspiró el personaje de Úrsula en ‘La sirenita’

Harris Glenn Milstead, más popular como «Divine», fue uno de los íconos más predominantes en la civilización drag, hasta el punto de ganarse el apodo de «drag queen del siglo» por la revista People, y para inspirar el estilo de Úrsula, entre los villanos más simbólicos de Disney.

Antes de transformarse en el icónico AcertarHarris Glenn Milstead nació el 19 de octubre de 1945 en Baltimore, Maryland, Estados Unidos. A lo largo de su trayectoria musical y a lo largo del boom cinematográfico independiente de su colaborador y amigo de la infancia, el director John Waters, Divine ha aparecido en una secuencia de películas visibles que durante los años han allanado el camino a fin de que el movimiento drag se incorpore gradualmente a la civilización estadounidense dominante.

Bandas como Flamencos rosados (1972), Trastorno femenino (1974), Poliéster (1981) y Spray para el pelo (1988), todo bajo la dirección de John Waters, brindaron forma a una dinámica impresionante en la escena artística de la época. Waters, cineasta transgresor de culto y Divine, listo para dar vida a todos sus individuos extravagantes. Para Waters, Divine fue «La mujer más hermosa de todo el mundo, casi».

A fines de los 80, Disney estaba preparando una adaptación del tradicional La Sirenita, por Hans Christian Andersen (publicado en 1837). Fue la primera oportunidad, en cuando menos 30 años, desde que Bella Durmiente (1959), que el estudio decidió retomar la idea de llevar los clásicos literarios a la enorme pantalla.

A lo largo de los primeros estudios de individuos, los facilitadores del estudio se centraron en evaluar las distintas personalidades y estilos que podrían dar vida a rsula, la antagonista de la película. Pero más allá de todos los sacrificios, ninguna de las configuraciones fue tan convincente como aguardaban.

No fue hasta el momento en que el dramaturgo y letrista nacido en Baltimore, Howard Elliott Ashman, decidió acercarse a Rob Minkoff, el anfitrión detrás de la construcción de Ursula, y mostrarle ciertos bocetos que había dibujado, s ‘ figura inspiradora, personalidad y la esencia de la drag queen más influyente del momento, Divine.

De ahí que, la alta, maquillada y las cejas puntiagudas, el azul brillante en los párpados y los gruesos labios rojos, acompañaron la rebelde cabellera blanca, una figura ancha y curvilínea en un configurado vestido negro. Era Úrsula y, simultáneamente, Divina.

La Sirenita No solamente se transformó en un éxito comercial desbocado, sino sin lugar a dudas significó un nuevo paso más adelante de la animación de Disney. La película se estrenó en 1989, y al año siguiente en la ceremonia de los Oscar fue premiada en la categoría de mejor banda sonora, gracias a la excepcional música de Alan Menken y las palabras de Howard Ashman.

Lamentablemente, el ícono de drag ni siquiera podría haber planeado que su talento inspiraría a entre los personajes más icónicos de una empresa tan clásico como Disney. Divine murió un año antes del estreno de La Sirenita, a los 42 años, el 7 de marzo de 1988, tras el estreno de su última película, Spray para el pelo.

: Las noticias de la vendimia/ Milenio / IMDb / Foto: Wikimedia

13 de enero de 2020 – Actualizado: 04 de marzo de 2020

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad