Comestibles para reforzar la memoria

Dar un precaución adecuado a nuestro cerebro, además de asegurar su correcto desempeño, nos ayudará a mantener en buen estado nuestra memoria e inclusive a impedir o retrasar probables procesos degenerantes como la enfermedad de Alzheimer. Ahora, presentamos algunos comestibles fundamentales para nutrir el cerebro y garantizar la memoria de los elefantes.

Las coles de Bruselas, el brócoli o bien las espinacas tienen dentro vitamina A, vitaminas B y antioxidantes que asisten al buen desempeño de la memoria y aumentan su longevidad. Entre sus antioxidantes se encuentran los flavonoides y los sulforafanos que tienen características neuroprotectoras y anticancerígenas.

Las hortalizas, generalmente, deben estar presentes en al menos dos raciones del día a día, alternando entre todas sus variedades aunque se puede dar más importancia a las nombradas. Para aprovechar todos sus nutrientes, se recomienda consumirlos al vapor o bien incluso crudos.

Los peces son una fuente de fósforo, que es una parte fundamental de las membranas de las neuronas. Por consiguiente, su consumo es considerable para garantizar el aporte adecuado. También destacamos los omega 3 en el pescado azul, que tienen un papel protector frente a la progresión del deterioro cognitivo, por lo cual actúan en frente de nosologías neurodegenerativas.

Se ha demostrado que el consumo de pescado influye en aspectos como la memoria, la educación y el intelecto. El consumo de pescado ha de ser mayor que el de carne y debemos integrar pescados grasos (atún, salmón, trucha, caballa …) al menos dos veces a la semana en nuestra dieta.

Además de ser una excelente fuente de omega 3, que ya hemos comentado, aportan fósforo, magnesio, vitamina Y también y vitaminas B, aliadas de la salud cerebrovascular para que mantengan un acertado riego sanguíneo. en nuestro entendimiento.

Las nueces contienen grandes cantidades de antioxidantes como los polifenoles, que retrasan el envejecimiento de nuestras neuronas actuando contra los radicales libres causantes del estrés oxidativo. Resaltan los frutos secos y se recomienda un consumo moderado de frutos secos por su aporte calórico. Se aconsejaría un puñado al día.

En este grupo, destacamos los frutos colorados, especialmente arándanos y manzanas. Los frutos rojos son una fuente de vitamina C, ácido fólico, minerales y antioxidantes que son buenos compañeros para mantener una memoria saludable. Los flavonoides y polifenoles son poderosos antioxidantes que mejoran las funciones cognitivas y combaten la oxidación celular. Tienen efecto antiinflamatorio y retrasan las enfermedades degenerantes.

La manzana tiene dentro quercetina, un antioxidante indiscutible para la protección del cerebro. El consumo de frutas ha de ser de al menos 3 piezas por día, tomadas como postre o bien como merienda.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad